miércoles, 16 de enero de 2013

Cupos de Taxis

El "cupo" para trabajar como taxista ha subido drásticamente en los últimos años, como consecuencia del congelamiento del parque de este tipo de vehículos. Un alza de tal magnitud, que hace que hoy este "derecho" cueste casi lo mismo que un vehículo para operar en este rubro.

Así, el "derecho" de taxi, documento que certifica que el automóvil está autorizado por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones para trabajar en el rubro, ha subido hasta 19 veces su valor inicial en los últimos seis años, alcanzando un promedio de $3 millones y $5 millones. En algunos casos, este valor puede ascender incluso a $5,8 millones, dependiendo si se compra en una concesionaria o a un particular.

Desde que el Gobierno decidió congelar el parque de taxistas, hace más de una década, los precios han tendido a subir, por la escasez de cupos para entrar al mercado. Según cifras del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, el número de taxis que circulan actualmente en el país es de 99.455 mil vehículos, incluyendo básicos, colectivos urbanos y rurales, ejecutivos, y de turismo.

Hace diez años, eran 127 mil las unidades permitidas para circular por el país. La disminución de estas "patentes" se debió a que parte de los taxistas no renovó su "cupo", que hoy tiene una duración de doce años, según explica Héctor Sandoval, presidente de la Corporación Nacional de Taxis Colectivos de Chile.

Otro elemento a considerar es el costo del vehículo, que puede llegar a $6,5 millones si se trata de un modelo del año. A esto se suma el costo del taxímetro, que fluctúa entre $130 mil y $170 mil, dependiendo de la marca. Así, para ingresar al negocio, hay que invertir al menos $10 millones.

En la concesionaria Piamonte, el precio del modelo Tiida Sedan, utilizado mayormente por los taxistas, es de $6.590.000. Mientras que el "cupo", que se vende en la misma compañía, figura a $5,8 millones; esto es, sólo un 12% menos que el valor del vehículo, según cifras entregadas por Jorge Gómez, encargado de cuentas principales de la empresa.

Otra razón que explica el alza de estos "derechos" es la transacción informal que se ha generado por la falta de regulación por parte de las autoridades.

Mario Aguilera, taxista y secretario del paradero de Marcoleta, cuenta que muchas veces pueden vender sus vehículos a precios más altos que en el mercado tradicional a través de la venta de estos "cupos". "Mi auto no cuesta ni $2 millones y medio, pero puede llegar a costar $6 millones con los derechos", dice el transportista.

Mientras que Hernán López, taxista del paradero de la estación de metro Escuela Militar, cuenta que el negocio se vuelve rentable con los años. "Porque los "derechos", siempre van a estar subiendo", asegura.

En la Confederación Nacional de Taxistas de Chile (Confenatach) explican que es usual que el "cupo" se venda al momento del retiro laboral, consiguiendo así una especie de "jubilación" o indemnización por los años trabajados.

Ley de Alcoholes
Los gremios del rubro han señalado que la ley de "tolerancia cero" al alcohol, que ya entró en vigencia, y que generó expectativas de mayor demanda por servicios de taxi, no ha tenido mayor impacto en la demanda. Lo que sí prevén es que "taxistas" no oficiales entrarán al mercado, subiendo las tarifas. Para enfrentar esto, en el gremio ya planean algunas estrategias.

"Estamos trabajando para tener un logo que identifique a los vehículos para asegurar que entregamos un servicio sin costos excesivos", explica Luis Reyes, presidente de la Confenatach.

Otros aseguran que los turnos de noche se verán favorecidos.


Cifras 12% 
más bajo es el valor del "derecho" de taxista en comparación con el modelo del vehículo, según los precios de la concesionaria Piamonte.

33.572 
es el número de taxis básicos que circulan en el país. Éstos se distinguen por su color negro y amarillo.

127 mil 
"cupos" existían en 1998, cuando el Estado decidió congelar el parque. Actualmente circulan 99.455 automóviles a nivel nacional.



¿Cuándo un auto usado paga más patente que uno nuevo? Si usted es de aquellos que compraron un vehículo nuevo para su uso particular entre septiembre y diciembre del año pasado (modelo 2012), la patente que pagó por su vehículo consideró una tasación menor a la que por estos días entrega el Servicio de Impuestos Internos (SII) para renovar el permiso de circulación.

Un ejemplo de ello es el de Pilar, que compró en $9.990.000, IVA incluido, un auto Mazda 3 Sport modelo 2012 el 30 de septiembre del año pasado. En esa ocasión, su patente fue calculada por la Municipalidad de Lo Barnechea sobre la base del total del auto, menos el IVA (valor neto). Es decir, sobre un monto de $8.395.958.

Sin embargo, en marzo de este año, la patente es calculada a partir de los $9.990.000, menos el 5%; es decir, $9.490.000. Por lo anterior, Pilar tiene que pagar $214.267 por el permiso de circulación de un auto con seis meses de uso y con un desgaste que puede fluctuar entre un 20 y un 30% en el período, según los expertos.

En la práctica, el SII estima que en seis meses dicho auto se valorizó en $1.094.042, pese a que el mercado estima que se desvalorizó en cerca de $1.490.000.

Desde el servicio explicaron que para calcular la base con miras a determinar el impuesto por permiso de circulación, la normativa legal vigente distingue entre un vehículo nuevo y usado.

Para el caso del primer grupo se considera el "precio de facturación" (sin IVA), y para los usados, el "precio corriente de plaza" (con IVA, menos el 5%), incluyendo dentro de estos últimos a todos aquellos vehículos comercializados como del año 2012 entre septiembre y diciembre del año anterior.

Para el experto tributario de AVL Abogados Christian Aste, lo anterior obedece a un "lamentable error de interpretación", ya que en ninguna parte de la regulación se indica que el IVA se debe incluir dentro del "precio corriente de la plaza", lo que genera la paradoja que el vehículo usado valga más que el nuevo. "En todo caso, este error no es de ahora, sino que viene de administraciones anteriores", señala el experto.

El abogado Sergio Endress agrega que resulta cuestionable que el Servicio, sin tener las atribuciones, considere como del año 2012 un auto cuyo chasís y, por lo tanto, año de fabricación sea de 2011, situación que enfrentan los autos vendidos entre septiembre y diciembre del pasado ejercicio. /http://www.economiaynegocios.cl/noticias/noticias.asp?id=94557 )